Fregasuelos Amoniacal Pino Espeso

Limpiador Amoniacal Pino Espeso Arumes
  • Limpiador Amoniacal Pino Espeso Arumes

Fregasuelos Amoniacal Pino Espeso

0,00 €
+ IVA
Litros:
Cantidad
Fuera de stock


 

Comercio Seguro SSL

 

Envío Urgente o servicio de Logística

 

Pago con tarjeta, transferencia, paypal o contra-reembolso

 

Asesoramiento técnico: 691 848 823

Fregasuelos con Amoníaco y aroma Pino Espeso: un gran poder higienizante

Este Fregasuelos Amoniacal en Gel cuenta con un gran poder higienizante. Por eso es la solución idónea para limpiar y desinfectar lugares como baños o aseos públicos; así como hoteles, colegios, hospitales, discotecas....

Además, es capaz de disolver la grasa más incrustada o cualquier tipo de residuo orgánico, realizando limpiezas profundas en diferentes superficies. Limpia de manera eficaz, perfumando el ambiente con un aroma fresco a pino.

Este Fregasuelos Amoniacal Pino Espeso Arumes es de uso profesional, y está a a la venta en envases de 1, 5 y 20 litros.

Ficha técnica

Aspecto
Líquido transparente
Color
Verde
Olor
Pino y amoníaco
Densidad
1.00 ± 0,02
Ph
(al 1%) 9.50 ± 0,30

Descripción

Fregasuelos Amoniacal Pino Espeso: consigue una desinfección total dejando un agradable aroma

El Fregasuelos Pino Espeso Arumes está reforzado con amoníaco en su composición, que potencia considerablemente sus propiedades desinfectantes e higienizantes. Además, cuenta con tensioactivos iónicos y aniónicos que contribuyen a obtener limpiezas profundas, acompañadas de un aroma intenso y fresco a pino.

Este líquido limpiador disuelve cualquier tipo de mancha o residuo. Es por ello que está totalmente indicado para espacios que requieren limpiezas desinfectantes y que son de alto tránsito: escuelas, residencias, hoteles, baños o aseos públicos, etc.

Este limpiador de suelos permite un uso muy sencillo, tanto sólo como diluido, en función del grado de suciedad a limpiar.

¿Cómo se utiliza el Fregasuelos Amoniacal Pino Espeso Arumes?

El líquido para fregar suelos con perfume Pino Espeso se puede usar sólo o diluido, como decíamos. Basta con un paño o una fregona para frotar los suelos, y aclarar después.

Las dosis recomendadas para obtener resultados satisfactorios son de 40 a 80cc. (es decir, 1 o 2 tapones) por cada 10 litros de agua. Las cantidades, por tanto, dependerán del grado de suciedad de las superficies.